La tendinopatía es el término que se aplica a la combinación clínica de dolor y pérdida de función originada en un tendón.

Tal proceso se cree asociado o producido por un cambio estructural del tendón, sin embargo, se sabe que el dolor es un procesamiento de nuestro cerebro ante estímulos concretos, con lo que esta modificación estructural no siempre da lugar a los síntomas antes descritos.

El riesgo a sufrir una tendinopatía aumenta con factores como: la edad; dando una mayor prevalencia en la aparición de estas afectaciones músculo - esqueléticas, debido al envejecimiento del tejido, así como, la sobrecarga y por movimientos o cargas repetidas.

Hay tendonitis como la epicondilalgia lateral o codo de tenista, el cual se define por la aparición de dolor en la cara lateral del codo, que suele agravarse al realizar una contracción de la musculatura epicondílea y a la palpación del tendón común de inserción de la musculatura extensora del carpo.

La epicondilalgia lateral presenta una prevalencia del 1.3% en la población general aumentando hasta el 40% en tenistas, al igual que ocurre con la tendinopatía rotuliana que es frecuente en deportistas jóvenes que realizan cambios rápidos de dirección o saltos repetidos

La aparición de tendinopatías cubre un amplio espectro de la población, hay diferentes tipos de tendones y no todos ellos presentan las mismas características, por lo que el tratamiento ha de ser individualizado y siempre tras conocer cuestiones como la edad, sexo, lesiones previas, actividades desencadenantes, comorbilidades, etc.

Artículo creado con información de irflasalle.es.